¿Porque debería volver a España ahora?

No creo que olvide nunca la sensación de sentirme inútil. Sin la posibilidad de traer dinero a casa, máxime cuando había estado prácticamente toda mi vida estudiando, habiéndome creído lo que todos mis compañeros creíamos. Que al terminar la carrera encontraríamos un trabajo que nos hiciera crecer y premiara nuestro esfuerzo.

Aún recuerdo aquellos días en los que, con apenas 24 años cumplidos, ya me había dado cuenta de que lo iba a tener muy difícil para encontrar un trabajo decente donde poder ganarme la vida con dignidad, y no regalar mi fuerza de trabajo al primer empleador sin escrúpulos que me ofreciese esa magnífica oportunidad de “aprender” en su empresa a cambio de una limosna.

Por suerte y he de decir, por suerte. Al final, buscando por la red y viendo que tipo de opciones había, se me ocurrió acercarme a ese magnífico y especial mundo de los supermercados. Tras varias entrevistas, conseguí empezar a trabajar en hipercor, y aunque no tenía nada que ver con mi carrera, no me quedó otra opción que bajar las expectativas y ajustar mi curriculum a este tipo de ofertas de empleo, que al final eran las que más abundaban.

Por lo que pude ver y conocer, las grandes superficies y supermercados se centran en buscar personas jóvenes, que según ellos deben tener ilusión, ganas de crecer, saber adaptarse, trabajar en equipo, pero en realidad lo que quieren decir, es trabajadores dóciles. Lo que no te dicen en las ofertas de trabajo es que a la hora de la verdad vas a trabajar más horas de las acordadas, que no las vas a cobrar y que te vas a conocer todos los trabajos a la perfección, porque vas a estar haciendo de reponedor, cajero, pescadero y lo que haga falta.

Por desgracia esta es la realidad de España, es lo que me cuentan y lo que veo a diario en los medios de comunicación que no están manipulados. Por desgracia no creo que vuelva en mucho tiempo, ya que de volver tendría que enfrentarme al paro, o de nuevo buscar algún empleo que no esté relacionado con la medicina, y eso es algo que no quiero hacer.

Ojalá las cosas cambien pronto y ese 40% de aumento en el número de millonarios españoles, se vaya poco a poco redirigiendo a las clases medias que tan duramente han pagado esta “crisis”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *